Salud

10 vacunas básicas con las que debe contar un perro saludable

Si deseas que tu compañero canino se mantenga saludable, éstas son las 10 vacunas que deberías considerar para su bienestar

Por Cindy Ibarra

- 05 de Febrero de 2021 - 18:10 hs
10 vacunas básicas con las que debe contar un perro saludable

10 vacunas básicas con las que debe contar un perro saludable

Tu cachorro debe estar protegido ante las enfermedades a las que puede estar expuesto. Si es un perrito que sale a pasear al aire libre, si vive en el campo, se lo tienes que comunicar a su veterinario para que haga una planeación de vacunas que lo respaldarán. Existen las vacunas básicas que cualquier mascota necesita tener, pero también están las complementarias, que serán las que dependerán de su estilo de vida.

A continuación te mostraremos los tipos de vacunas que tu compañero puede requerir según los expertos.

También te podría interesar: Qué medicamentos de uso humano se les puede dar a los perros

1. Vacuna rabia

La vacuna contra la rabia es una vacuna básica que defiende a los caninos de esta enfermedad mortal. Se administra en el primer año de vida, se refuerza doce meses más tarde, y posteriormente, cada tres años. La primera dosis se puede dar a los tres meses de vida de tu amigo.

2. Vacuna moquillo

El moquillo es una enfermedad grave que puede generar daño cerebral permanente y la muerte de los perritos. De esta manera, es importante colocarles la vacuna contra el moquillo, la cual es básica. Deben colocarse tres dosis suministradas entre las seis y dieciséis semanas de edad. Si el perrito es mayor, se les proporcionan dos dosis con tres o cuatro semanas de diferencia. 

3. Vacuna parvovirus

Esta vacuna es básica, ya que el parvo es contagioso y si no se trata, es letal. Si el cachorro no ha cumplido las dieciséis semanas, se recomiendan tres dosis entre las seis y diecisés semanas de vida. Si el canino es mayor, se aplican dos dosis con tres o cuatro semanas de diferencia. En cuanto a los refuerzos, después de completar la serie inicial, se necesita uno un año más tarde, y después, continuar con ellos cada tres años. 

4. Vacuna adenovirus tipo 1

La hepatitis canina puede provocar daños graves en el hígado e incluso la muerte, por lo que es una vacuna básica. Además es contagiosa, se propaga a través de saliva, orina y heces infectadas. La dosis depende del medicamento que se aplique. Después de la serie inicial, los cachorros necesitarán un refuerzo un año más tarde y después, uno cada tres años. 

5. Vacuna adenovirus tipo 2

La propagación del adenovirus tipo 2 se da a través de tosestornudos. También es una vacuna básica que se ofrece antes de las dieciséis semanas de vida suministrando tres dosis después de la sexta semana de edad. Si el canino es mayor, las dosis serán dos con tres o cuatro semanas de diferencia. Después de completar la serie inicial los cachorros necesitan un refuerzo un año después. Luego de ello, es imprescindible un refuerzo cada tres años.

También puede interesarte: 9 señales con las que tu perro te dice que siente dolor

6. Vacuna parainfluenza

Esta vacuna es complementaria y debemos señalar que no es la misma enfermedad que la influenza canina. La parainfluenza necesita administrarse entre las seis y ocho semanas de edad, otra dosis a las tres o cuatro semanas y así continuamente hasta llegar a las doce o catorce semanas de vida. Si el canino es mayor de dieciséis semanas, se aplica una dosis. Después del año de la primera dosis, es recomendable un refuerzo dependiendo de las instrucciones de la fábrica del medicamento. La revacunación cada tres años es considerada protectora. 

7. Vacuna bordetella bronchiseptica

Esta enfermedad no suele ser grave, aunque puede resultar peligrosa para cachorros. Es complementaria y depende del tipo de medicamento. Si se vacuna antes de las dieciséis semanas, se necesitará una dosis de protección. Al cumplir más de ésta, se da una dosis del productor intranasal u oral o dos dosis del producto inyectado. Su refuerzo puede ser anual o, incluso, semestral.

8. Vacuna enfermedad de Lyme

Se administra una dosis a las nueve semanas y una segunda dosis de entre las dos y cuatro semanas después. Si el perrito es mayor de dieciséis semanas, las dosis son dos, administradas entre dos y cuatro semanas de diferencia. Sus refuerzos se recomiendan anuales, especialmente antes de la temporada de garrapatas, sin embargo, no es una vacuna básica, es complementaria.

9. Vacuna leptospirosis

Esta enfermedad es provocada por la exposición a roedores y agua estancada, por lo que es una vacuna complementaria. Se proporciona la primera dosis cuando el cachorro cumple ocho semanas y se refuerza entre las dos y cuatro semanas. Si son pasadas las dieciséis semanas de vida, se proporcionan dos dosis entre dos y cuatro semanas. Dicha vacuna es recomendad a perros que estén en alto riesgo. Su seguimiento es anual.

10. Vacuna influenza canina

La influenza canina no requiere de una vacunación obligatoria, es complementaria. Requiere refuerzos anuales. Su suministración es entre las seis y ocho semanas de edad, para posteriormente proporcionar una segunda dosis entre las dos y cuatro semanas más tarde. Cuando el perrito ha cumplido más de dieciséis semanas, las dosis son dos, administradas entre dos y cuatro semanas de diferencia.

Síguenos en

Cindy Ibarra

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre perros, gatos, aves y mascotas exóticas.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Salud