Salud

Infecciones por hongos en perros: tipos, síntomas y posibles tratamientos

Cuando su perro comienza a rascarse más de lo normal, lo más usual sería pensar que tiene pulgas, si no hay señales de estos insectos, podría ser culpa de los hongos.

Por Arantxa González

-
Infecciones por hongos en perros: tipos, síntomas y posibles tratamientos

Infecciones por hongos en perros: tipos, síntomas y posibles tratamientos - pixabay

Aunque las infecciones por hongos en perros no son tan comunes como las infecciones bacterianas o virales, pueden llegar a ser igual de graves. Las afecciones fúngicas pueden contraerse a través de otros animales, del medio ambiente o como resultado del crecimiento excesivo de los hongos que se encuentran de manera natural en la piel.

Todas los mascotas tienen el riesgo potencial de contraer estas infecciones, antes de optar por tratamientos caseros, es importante conocer que tipos de hongos afectan la piel de los perros, te explicamos cuales pueden ser los síntomas y los tratamientos antifúngicos, según especialistas de PetMD.

Comúnmente si vemos a nuestras mascotas rascándose más de lo habitual, solemos revisar su pelaje en búsqueda de pulgas o garrapatas. Cuando no las encontramos, los hongos pueden ser una opción a tomar en cuenta. Hay dos tipos de infecciones fúngicas muy comunes:

1. Tiña

La tiña es una infección fúngica común en las mascotas. Puede afectar la piel, el pelaje y también las uñas de un perro. Los síntomas comunes incluyen:

  • Pérdida de cabello
  • Picazón
  • Piel escamosa o con costras
  • Uñas deformes y/o quebradizas

En el caso de esta infección, el tiempo es esencial ya que puede propagarse fácilmente a otros animales domésticos y a los humanos. Para llegar al diagnóstico se tiene que realizar un cultivo fúngico de células de cabello o piel o un examen microscópico de una muestra de cabello. Dependiendo de la gravedad de la infección, la tiña se puede tratar con baños medicinales y / o medicamentos antimicóticos orales. Pasar la aspiradora y desinfectar la casa también ayudará a disminuir las posibilidades de que la tiña se propague entre las mascotas y las personas.

También te puede interesar: Alopecia en perros y gatos: 6 motivos por los que se les cae el pelo

2. Infección por levaduras

El crecimiento excesivo de levadura en el cuerpo de un perro puede provocar infecciones por hongos, que comúnmente afectan la piel, las patas y las orejas. Por lo general, son efectos secundarios a alergias u otras afecciones que interrumpen la capacidad de la piel para controlar la levadura que normalmente vive allí.

El tratamiento normalmente implica un fármaco antiséptico o antifúngico aplicado a la piel. Los medicamentos orales pueden ser necesarios en casos graves. A diferencia de la tiña, este tipo de infección no es contagiosa para otras mascotas o personas.

Las infecciones por hongos en la superficie del cuerpo son bastante malas, pero las que invaden estructuras internas pueden tener consecuencias aún más graves. Algunos de los tipos de infecciones sistémicas por hongos más comunes son:

Criptococosis

Si bien los gatos se infectan con mayor frecuencia con el hongo Cryptococcus, los perros tienden a desarrollar una forma más grave de la enfermedad. El hongo está presente en suelos de todo el mundo, pero puede ser especialmente frecuente en áreas donde se congregan palomas y otras aves. Los perros suelen inhalar el hongo, lo que provoca una infección pulmonar. Luego puede extenderse a casi cualquier parte del cuerpo, lo que puede causar síntomas como:

  • Letargo
  • Tos
  • Secreción nasal
  • Problemas oculares
  • Lesiones cutáneas
  • Convulsiones y otras anomalías neurológicas

Tratar la criptococosis puede ser difícil. Es posible que sea necesario administrar medicamentos antimicóticos orales durante un año o más.

También te puede interesar: Infección por hongos en perros: Malassezia, síntomas y tratamientos

Aspergilosis

Las infecciones con el hongo Aspergillus generalmente se limitan a las fosas nasales de un perro. La aspergilosis puede afectar a los perros que residen en casi cualquier parte del mundo, ya que el hongo está presente en la mayoría de los suelos. El tratamiento generalmente implica anestesiar a la mascota y colocarle un medicamento líquido antifúngico en las fosas nasales. La mayoría de los perros se recuperarán si se tratan adecuadamente, aunque en algunos casos puede ser necesario un segundo tratamiento.

Para cualquier caso de infección por hongos en perros, se desaconseja el uso de tratamientos caseros, ya que pueden afectar el pH de la piel y empeorar la infección. Lo ideal es acudir con el veterinario para que recete adecuadamente un tratamiento. 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre perros, gatos, aves y mascotas exóticas.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Salud